Dos gobernadores republicanos trasladaron a los migrantes a sectores demócratas. La Casa Blanca rechazó los hechos y los calificó de crueles y vergonzosos.

Dos gobernadores republicanos trasladaron a los migrantes a sectores demócratas. La Casa Blanca rechazó los hechos y los calificó de crueles y vergonzosos.

Noticias Estados Unidos.

Desde hace meses gobernadores republicanos han venido trasladando migrantes indocumentados a bastiones demócratas en todo el país.

Según ellos, estas movidas se realizan para denunciar las políticas migratorias del presidente, Joe Biden.

Lo acusan de haber convertido la frontera con México en un «colador», y por intentar poner la inmigración en el centro de la campaña para las elecciones de medio mandato, el 8 de noviembre.

A pocas semanas de las elecciones legislativas, estas prácticas de traslado de migrantes se han convertido en una batalla política.

«Es una maniobra política fría y premeditada», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, acusando a pesos pesados de la derecha estadounidense de utilizar a los migrantes como «peones» en el ajedrez político, de una manera «cruel».

Los casos

El primero de esta semana, fue el del influyente gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis.

Él afirmó haber enviado dos aviones de migrantes a la exclusiva isla Martha’s Vineyard a través de un comunicado.

Imagen

Además dijo que el traslado es parte del programa del estado para enviar migrantes sin papeles a los llamados «destinos santuario».

A lo que se refiere a lugares en EE.UU. en los que las autoridades no cooperan con los funcionarios de migración que deportan a los indocumentados.

Los migrantes, entre los que hay niños, son en su mayoría venezolanos pero también hay colombianos, informó Sheryl Taylor, una de las coordinadoras de los traductores que asisten a los migrantes al medio local Vineyard’s Gazette.

De acuerdo al gobernador demócrata de la legislatura local del estado de Massachusetts, Julian Cyr, el grupo llegó a las 15:00 (19:00 GMT) del miércoles sin previo aviso.

Tras ser asistidos por las autoridades, muchos de los migrantes admitieron «no saber dónde estaban», así lo aseguró Dylan Fernandes, representante demócrata de Massachusetts.

«Les habían dicho en Florida que les darían vivienda y trabajo», añadió.

Texas

De acuerdo a medios locales, los traslados vienen ocurriendo en los últimos meses.

Estados como Texas y Arizona, quienes comparten frontera con México, han enviado a miles de migrantes a ciudades como Chicago, Nueva York y Washington DC.

Los incitadores a estas prácticas acusan al gobierno de alentar la migración irregular al no hacer cumplir plenamente las leyes.

Este jueves, solo día después del caso en Martha’s Vineyard, dos autobuses llenos de migrantes de Texas llegaron cerca de la residencia de la vicepresidenta, Kamala Harris.

El número de personas era entre 75 y 100, eran migrantes, en su mayoría de Venezuela.

Imagen

Más tarde, a través de sus redes sociales, el gobernador de Texas se pronunció llevando a colación las afirmaciones de la vicepresidenta, Kamala Harris sobre la migración en el país.

«Harris afirma que nuestra frontera es ‘segura’ (y) niega la crisis», escribió.

«Estamos enviando inmigrantes a su ‘patio trasero’ para pedirle a la administración Biden que haga su trabajo y asegure la frontera», añadió.

Lugares como «Massachusetts, Nueva York y California» atenderán mejor a los migrantes, dijo la directora de comunicaciones de DeSantis en un comunicado.

Christina Pushaw, portavoz de la campaña de reelección de DeSantis, dijo que Martha’s Vineyard debería estar «encantada».

«Ellos votan por ciudades santuario: obtienen una ciudad santuario propia. Y los extranjeros ilegales aumentarán la diversidad de la ciudad, que es una virtud. ¿Cierto?».

Sin bien, no se tiene certeza si estas movidas son legales o no; tampoco está claro qué leyes se infringen, e incluso si hay alguna que se esté violando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí