Desde el martes en la tarde, miles de mujeres quemaron su hiyab y cortaron sus cabellos en protesta por la muerte de una joven en manos de la "policía de la moral" por supuestamente llevar mal puesto su velo.

Desde el martes en la tarde, miles de mujeres quemaron su hiyab y cortaron sus cabellos en protesta por la muerte de una joven en manos de la «policía de la moral» por supuestamente infringir el código de vestimenta.

Noticias Internacionales.

La semana pasada, Irán conoció la noticia de la trágica muerte de Mhasa Amini, a manos de la policía religiosa islámica iraní, llamada oficialmente Gasht-e Ershad (Patrullas de Orientación).

Tras conocer los detalles de la muerte de la joven de 22 años, toda una nación se levantó en contra del establecimiento islámico.

Una revolución en contra la obligatoriedad del hiyab y la brutalidad policial que surgió a raíz de la muerte de Amini en manos de la «policía de la moral» por supuestamente llevar inadecuadamente su hiyab.

Amini, de etnia kurda y originaria de la ciudad occidental de Saqez, en la provincia del Kurdistán. La mujer de 22 años había acudido a la capital a visitar a la familia.

Testigos informaron que la mujer de origen kurdo fue violentada en el momento en que se cerraron las puertas del furgón que la transportarían hasta un cetro de detención.

Según los informes, la joven fue «golpeada en la cabeza con una porra y su cabeza fue golpeada contra el vehículo por la llamada policía de la moral».

Esta información fue validada por la Alta Comisionada Interina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nada al-Nashif.
A su vez, reveló que la entidad recibe a diario videos denuncias que demuestran la brutalidad de estos agentes en contra de las mujeres que supuestamente llevaron mal sus velos.

«La trágica muerte de Mahsa Amini y las denuncias de tortura y malos tratos deben ser investigadas con prontitud, imparcialidad y eficacia por una autoridad competente e independiente», declaró al-Nashif.

Informe policial

La información proferida por la policía indica que la joven sufrió un «fallo cardiaco repentino» mientras esperaba junto a otras mujeres para ser «educada».

Incluso revelaron imágenes de cámaras de seguridad que mostraban a una mujer que identificaron como Amini colapsándose ante una funcionaria en dicho centro.

Con lo anterior, las autoridades negaron cualquier abuso de parte de los agentes y a su vez, resaltaron la falta de vestimenta que cometió la victima.

«No ha habido ninguna negligencia de parte nuestra. Hemos realizado investigaciones y todas las pruebas muestran que no ha habido negligencia o comportamiento inapropiado por parte de los policías», dijo el lunes Rahimi.

Ante ello, organizaciones en defensa de los derechos humanos cuestionario la veracidad del video, señalando posible edición y la imposibilidad de identificar la identidad de la mujer.

Por su parte, el ministro de interior iraní,  Ahmad Vahidi, alegó el sábado que la joven «aparentemente tenía problemas físicos previos» y que «se sometió a una cirugía cerebral cuando tenía cinco años».

Esta declaración fue desmentida por el padre de la víctima y aseguró que ella se encontraba en buen estado de salud.

Agregó que su hija había sufrido contusiones en las piernas y que las imágenes de las cámaras de seguridad mostraban una «versión editada» de los hechos.

Asimismo, acusó a la policía de trasladar tarde a su hija al hospital.

Protestas

Desde que se supo la noticia de la muerte de Mahsa Amini, protestas, cortes de cabello y quemas públicas de Hiyabs se presentaron en contra el establecimiento en Irán.

A través de imágenes que se viralizaron en redes sociales, el mundo pudo ser testigo de las amplias manifestaciones desde diferentes ciudades del país.
«Mujeres, vida, libertad» son las palabras que varios manifestantes corearon por las calles de cada ciudad de Irán.
En videos e imágenes se puede apreciar a otros encendiendo fogatas, peleándose con la policía o quitándose sus pañuelos de la cabeza y quemándolos.

Así como destruyendo carteles del Líder Supremo del país y gritando: «Muerte al dictador».

Sin embargo, las manifestaciones son brutalmente reprimidas por las autoridades.

Hasta el momento cinco personas recibieron disparos mortales por parte de la policía y 75 personas resultaron heridas, según la Organización Henshaw para los Derechos Humanos.

Vale recalcar que, el sitio web de monitoreo de Internet Netblocks ha documentado cortes de Internet desde el viernes.

Según CNN, es una táctica que Irán ha utilizado anteriormente para evitar la propagación de las protestas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí