El matrimonio igualitario, la adopción por parte de parejas del mismo sexo o la maternidad subrogada son algunos de los puntos que se incluyen en la normativa que busca reemplazar la de 1975.

El matrimonio igualitario, la adopción por parte de parejas del mismo sexo o la maternidad subrogada son algunos de los puntos que se incluyen en la normativa que busca reemplazar la de 1975.

Noticias Cuba.

Este domingo los cubanos votaran a favor o en contra del nuevo Código de las Familias que pretende reemplazar la normativa de 1975.

Este es la tercer intento en la historia del país tras los que ratificaron las constituciones de 1976 y 2019.

Más de ocho millones de cubanos mayores de 16 años tendrán la oportunidad de emitir su voto voluntario y secreto para validar por primera vez una ley en referendo.

La normativa en cuestión incluye la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo, la adopción por parte de estas y la maternidad subrogada.

Como también protege a sectores vulnerables de la sociedad como los discapacitados; define la violencia familiar, sexual y de género.

En ese caso, abrirá vías para penalizar a los agresores domésticos en aspectos como la custodia de sus niños, reparto de bienes o herencia.

Así mismo, introduce la posibilidad de que los menores estén bajo la responsabilidad de varios padres o de abuelos y parientes cercanos.

Además, permite que los padres puedan elegir el orden de los apellidos de sus hijos y amplía la protección de adultos mayores o discapacitados.

Sí contra el no

A pesar del pasado ocurrido en Cuba en periodos de la Revolución, donde los homosexuales eran perseguidos y considerados como «un vicio propio de la sociedad capitalista y burguesa», el Gobierno ha emprendido una amplía campaña por el ‘Sí’.

Medios como la radio, la televisión y los diarios (propiedad del Estado) están inundados por campañas por el Sí. Incluso en redes se destacan los hashtags #YoVotoSi y #CodigoSi.

Las calles han sido inundadas con carteles, hasta el nuevo código llegó a enseñarse en los centros educativos.

En cuanto al No, este solo ha tenido cabida en redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí