Juez de la Corte Suprema de Brasil suspendió temporalmente las facilidades para comprar armas implementadas por el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, debido a un "riesgo de violencia política" durante la campaña electoral. 

Juez de la Corte Suprema de Brasil suspendió temporalmente las facilidades para comprar armas implementadas por el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, debido a un «riesgo de violencia política» durante la campaña electoral.

Noticias Brasil.

Ante posibles riesgos de violencia política, un Juez de la Corte Suprema decidió suspender temporalmente las facilidades que permiten la compra de armas durante la campaña electoral.

El fácil acceso a las armas fue una ley implementada por el ultraderechista, Jair Bolsonaro como mecanismo de defensa ante la inseguridad.

«El inicio de la campaña electoral exacerba el riesgo de violencia política», lo cual «torna de extrema y excepcional urgencia» la necesidad de restringir el acceso a las armas y municiones, escribió el magistrado Edson Fachin.

Fachin dijo haber tomado la decisión «a la luz de los recientes y lamentables episodios de violencia política».

Sin embargo, no especificó si se refiere a eventos locales como el asesinato a tiros en julio de un tesorero del Partido de los Trabajadores (PT) por parte de un policía bolsonarista, o incluso al atentado contra la vicepresidenta de Argentina Cristina Kirchner.

Lo que determina el Tribunal

La decisión de Fachin establece que solo pueden tener armas «las personas que demuestren concretamente su efectiva necesidad».

Lo anterior es una de las reglas que Bolsonaro, un entusiasta de las armas, flexibilizó por decreto.

Además determina que «la compra de armas de fuego de uso restringido solo debe autorizarse» por motivos de «seguridad pública o defensa nacional, no en función del interés personal».

Así ocurre con algunos Cazadores, Tiradores deportivos y Coleccionadores (CAC, por sus siglas en portugués) quienes pueden comprar fusiles de asalto.

Preocupación

El uso de armas, una práctica que saltó de 117.000 a más de 673.000 registros durante el gobierno de Bolsonaro, genera preocupación, en especial a los especialistas en seguridad.

Los expertos temen a que se presenten episodios de violencia a medida que se acerca la polarizada elección del 2 de octubre.

Y por añadir los constantes cuestionamientos de Bolsonaro al sistema electrónico de votación, preocupa a que sus seguidores rechacen una eventual derrota y replique escenas como la invasión al Capitolio de Estados Unidos en 2021, tras la derrota de Donald Trump en las urnas.

Aunque no es retroactiva, esta medida tiene una intención preventiva hasta que el Supremo Tribunal Federal concluya su deliberación sobre la constitucionalidad de los decretos, suspendida desde hace un año.

Esta es una decisión «indica una comprensión por parte del STF de que las armas pueden ser un elemento desestabilizador de las elecciones», dijo a la AFP el abogado Bruno Langeani, integrante de la ONG Instituto Sou da Paz.

«No prohíbe la compra o el porte (de armas), sino que reafirma los requisitos de la ley, como la exigencia de comprobar la necesidad o de limitar las armas de uso restringido a las fuerzas de seguridad», agregó.

Así mismo, restringieron el porte de armas en los centros de votación. Por lo tanto, las autoridades siguen expectante ante cualquier episodio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí