Hasta el 24 de octubre, han ocurrido 257 tiroteos. Sin embargo, esto no es solo el problema: las falsas alarmas y el temor en las escuelas se han desbordado.

Hasta el 24 de octubre, han ocurrido 257 tiroteos. Sin embargo, esto no es solo el problema: las falsas alarmas y el temor en las escuelas se han desbordado.

Noticias Estados Unidos.

Ya para nadie es un secreto que los tiroteos en escuelas se han vuelto parte del panorama cotidiano en Estados Unidos.

Sin embargo, esta situación se torna alarmante frente al nuevo récord que esta práctica ha estado alcanzado a lo largo de este año.

A dos meses de que termine el año, 2022 ya se está convirtiendo en el peor año que se tenga registrado. Hasta este 24 de octubre, han habido 257 tiroteos en escuelas, según reporta noticias Univisión.

Esta tendencia ha ido en aumento desde el 2018 y ha superado la cifra registrada en el 2021, a pesar del un número alto de tiroteos masivos registrados ese año.

Entre 2019 y 2020, el número total de tiroteos masivos en todo el año saltó de 417 a 610. El número volvió a saltar en 2021 a 692. Hasta el momento, dentro y fuera de las escuelas, se han registrado un total de 559 tiroteos masivos, según datos de Gun Violence Archive.

Falsa alarmas y temores

Frente al aumento de tiroteos dentro y alrededor de los edificios escolares, tiene a muchos padres, estudiantes y profesores al límite.

Una encuesta del Centro de Investigación Pew en octubre de este año encontró que un tercio de los padres asegura estar «muy preocupado» o «extremadamente preocupado» de que ocurra un tiroteo en la escuela de su hijo.

Lo anterior resulta muy evidente, pues un posible incidente armado en Houston se evitó cuando la policía fue advertido de los planes de un estudiante.

El estudiantes pensaba encadenar las puertas de la cafetería de su secundaria y disparar a los estudiantes que quedarían atrapados dentro.

Al día siguiente, cerca de Dallas, otra llamada envió a la policía a detener un vehículo que iba camino a un partido de fútbol americano en una escuela secundaria.

Se alega que dos adolescentes tenían un rifle semiautomático cargado y planeaban disparar masivamente en el estadio.

Otro de los casos que han venido en aumento son las llamadas falsas.
De acuerdo al portal de noticias Univisión, las llamadas que reportan balaceras falsas, incluso desafíos en TikTok que se han viralizado, han provocado la activación de emergencias por tiroteos en escuelas en todo el país.
Se cree que cientos de estas supuestas amenazas son llamadas automatizadas al 911 desde el extranjero, pero la policía no tiene más remedio que responder.
A pesar de los grandes esfuerzos por detener el número de tiroteos dentro de las escuelas, tras lo ocurrido en Uvalde, Texas, han demostrado un grave fracaso en garantizar seguridad en las instalaciones estudiantiles.

La legislación federal aprobada a raíz de Uvalde proporcionará a los distritos dinero para contratar trabajadores sociales escolares adicionales o para adquirir mejores mecanismos de comunicación en los edificios escolares para abordar las señales de advertencia de violencia en decenas de ataques con armas de fuego.

Incluso se ha discutido sobre el acceso de las armas y la edad mínima para obtenerlas.
Mientras tanto, la mayoría de los escolares armados las obtiene en sus hogares, lo que hace que el almacenamiento seguro de armas de fuego sea una prioridad de salud pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí