Precisamente, el objetivo es informar a la NASA de los posibles datos que podrían recogerse para distinguir científicamente la naturaleza de los fenómenos no identificados como aviones o como fenómenos naturales conocidos. Los primeros resultados saldrán a mediados del próximo año.

Precisamente, el objetivo es informar a la NASA de los posibles datos que podrían recogerse para distinguir científicamente la naturaleza de los fenómenos no identificados como aviones o como fenómenos naturales conocidos. Los primeros resultados saldrán a mediados del próximo año.

Noticias Internacionales.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, mejor conocida por sus siglas en ingles como NASA, ha anunciado la creación de un equipo independiente que estudiará los fanis, fenómenos aéreos no identificados.

Este equipo, integrado por siete mujeres y nueve hombres, se encargará de recolectar datos e información que esclarecerá la naturaleza de aquellos fenómenos que no pueden ser identificados como aviones o fenómenos naturales ya conocidos.

«Los fenómenos aéreos no identificados son de interés tanto para la seguridad nacional como para la seguridad aérea y el estudio se alinea con uno de los objetivos de la NASA para garantizar la seguridad de las aeronaves», ha explicado la agencia en un comunicado. 

Ante la falta de información de calidad, la entidad asegura que ha sido imposible sacar conclusiones científicas sobre la naturaleza de estos eventos.

Por lo tanto, la investigación se regirá a través del análisis de datos recogidos por las entidades gubernamentales civiles, los datos comerciales y los datos de otras fuentes, de los cuales puede arrojar luz sobre estos fenómenos.

A continuación, recomendará una hoja de ruta para el posible análisis de datos por parte de la agencia en el futuro.

«Explorar lo desconocido en el espacio y en la atmósfera es la esencia de lo que somos en la NASA», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas en la sede de la NASA en Washington, a través de un comunicado.

Y añadió: «La comprensión de los datos que tenemos en torno a los fenómenos aéreos no identificados es fundamental para ayudarnos a sacar conclusiones científicas sobre lo que está sucediendo en nuestros cielos. Los datos son el lenguaje de los científicos y hacen que lo inexplicable sea explicable»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí