El magnate tuitero en jefe, Elon Musk dijo que compraba la empresa "por el futuro de la civilización".

El magnate tuitero en jefe, Elon Musk dijo que compraba la empresa «por el futuro de la civilización».

Noticias Estados Unidos.

Para evitar ir a juicio, finalmente el fundador de SpaceX, Elon Musk, compró Twitter por 44 millones de dólares.

La compra se efectúa luego de una serie de negociaciones y batallas legales por incumplimientos de contrato que le interpusieron al magnate un plazo hasta este viernes o si no, iría a juicio.

Musk, además, se ha presentado en la sede de la compañía en San Francisco este miércoles y este jueves ha tuiteado que compra la empresa «por el futuro de la civilización».

Y con su compra, los temores de parte de los trabajadores de Twitter, se acrecientan.

Despolarizar con libertad absoluta de expresión 

El hombre más rico del mundo, Elon Musk, cree que su compra podría mejorar el futuro de la civilización.

Así lo mencionó en un tweet, donde explicó el motivo de su compra.

«La razón por la que he comprado Twitter, es porque creo que es importante para el futuro de la civilización contar con una plaza común digital donde se puedan discutir un amplio rango de creencias de forma saludable sin recurrir a la violencia», escribió en su cuenta.

Ha declarado que quiere huir de la polarización, por lo tanto, ha dicho que quiere contribuir a la convivencia ente ambos extremos.

«Esta es la razón por la que he comprado Twitter. No lo he comprado porque fuese fácil. No lo he hecho por ganar más dinero. Lo he hecho para intentar ayudar a la humanidad, a la que amo», añade.

Cabe decir que, estas declaraciones hechas por Musk, se hicieron antes de que dicha operación fuese cerrada.

Este miércoles, Musk visitó las oficinas de la compañía en San Francisco y subió a la red un vídeo cargando un lavamanos.

«Entering Twitter HQ – let that sink in!» («entrando en la sede de Twitter, ¡asimílenlo!»), ha escrito, haciendo un juego de palabras con el término sink (lavamanos).

«Hoy he conocido a un montón de gente genial en Twitter», ha puesto en otro mensaje.

Preocupaciones. 

De acuerdo al diario El País, los temores en Twitter se han acrecentado, tras conocerse que el mismo magnate ha transmitido a los inversores sus planes de recortar el 75% de la plantilla, que actualmente es de unos 7.500 empleados.

También, quiere multiplicar los ingresos y explorar vías de suscripción.

En su intención por impulsar una libertad absoluta de expresión, según el diario español, los principales y potenciales víctimas serían los que moderan los contenidos.

Ante esta mirada «sin censura» que se quiere implementar en la red social, se puede suponer la proliferación de la desinformación, las noticias falsas y los mensajes de odio.

Por ejemplo, el empresario es partidario de readmitir al expresidente Donald Trump, que ahora propaga sus pensamientos en su propia red, Truth Social.

Aún no está claro que quiera volver a Twitter, pues eso sería una herida de muerte para su red alternativa.

De todos modos, los planes de Musk apuntan a convertir Twitter en una especie de aplicación integral, teniendo de ejemplo una red social China, WeChat.

«La compra de Twitter es un acelerador para crear X, la aplicación para todo», fue el primer tuit del magnate tras volver al plan de comprar la red social por 44.000 millones de dólares.

En el pasado, el empresario ha mostrado su admiración por la aplicación china WeChat, que evolucionó desde un servicio de mensajería a una plataforma multinacional con medios de pago, comercio electrónico, salud, gestión de suscripciones y todo tipo de servicios, casi imprescindible para la vida diaria en China.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí