Las autoridades coreanas admitieron ante los medios este lunes que no tenían pautas para manejar grandes multitudes como lo ocurrido este sábado en la ciudad de Seúl durante las festividades de Halloween.

Las autoridades coreanas admitieron ante los medios este lunes que no tenían pautas para manejar grandes multitudes como lo ocurrido este sábado en la ciudad de Seúl durante las festividades de Halloween.

Noticias Corea del Sur.

El pánico nacional ocurrido el sábado en la noche, se convirtió en luto por las 155 víctimas que dejó la avalancha humana en las estrechas calles de Itaewon, Seúl.

Muchas de las victimas que murieron en el hecho, eran jóvenes. Apenas 26 personas eran extranjeras.

En medio de las preguntas por la falta de regulación y presencia de policías en el lugar, el ministro del Interior y Seguridad aseguró el domingo que consideró un número «normal» de personal de seguridad al no encontrar una multitud inusualmente grande.

Por esta razón, enviaron un «número considerable» de policías a otra parte de la ciudad en respuesta a las protestas esperadas.

Sin embargo, ante la avalancha de reacciones por parte de políticos coreanos y los usuarios de las redes sociales, este lunes las autoridades cambiaron de rumbo.

Dijeron que esa noche desplegaron alrededor de 173 personas en Itaewon, un número alto a comparación de las 30 y 70 personas en años anteriores a la pandemia.

«Para el festival de Halloween de esta época, debido a que se esperaba que mucha gente se reuniera en Itaewon, entiendo que se prepararon poniendo más fuerza policial que otros años», dijo Oh Seung-jin, director de investigación de delitos violentos, división de la Agencia Nacional de Policía.

Y admitieron que no poseían un manual de manejo de las multitudes, además que la policía fue enviada para la prevención del delito y evitar las «diversas actividades ilegales».

«Actualmente no existe un manual de preparación separado para tal situación en la que no hay un organizador y se espera una reunión de una multitud».

Kim Seong-ho, director de la división de gestión de desastres y seguridad del Ministerio del Interior y Seguridad, se hizo eco de estos comentarios y dijo que no tenían «directrices o un manual» para una «situación sin precedentes».

¿Qué sucedió?

El sábado 29 de octubre, Itaewon, un distrito de la capital del país con calles estrellas que destaca por su gran oferta nocturna, se convirtió en el escenario de una de las tragedias que más conmocionó al mundo.

Aunque las multitudes no son inusuales en esa área, la gente tardó mucho tiempo en darse cuenta de que algo andaba mal.

Una testigo relato a través de su cuenta de TikTok, que el caso ocurrió a mediados de las 11 de la noche cuando la gente empezó a empujarse hacia un solo sentido.

De acuerdo al medio CNN, la causa de la estampida está bajo en investigación, a pesar de los rumores ante la posible asistencia de una celebridad.

De todos modos, no hubo fugas de gas, ni incendios en el lugar.

Tras la llegada de las autoridades, el presidente Yoon Seuk Yeol de inmediato convocó una reunión de emergencia e instó a los funcionarios a identificar las victimas lo antes posible.

Varias personas heridas fueron trasladadas a establecimientos médicos para ser atendidos.

Las familias se reunieron en sitios cercanos a la escena, donde los funcionarios recopilaban los nombres de los desaparecidos y fallecidos.

Ante lo ocurrido, el presidente prometió implementar nuevas medidas que prevengan estos hechos.

Mencionó que el gobierno realizaría inspecciones de emergencia «no solo para los eventos de Halloween sino también para los festivales locales y los gestionaría minuciosamente para que se realicen de manera ordenada y segura».

También proporcionarán tratamientos psicológico y un fondo para las familias de los fallecidos y heridos.

Asimismo, las autoridades decretaron un periodo de luto nacional hasta el 5 de noviembre y han designado el distrito de Yongsan-gu, donde se encuentra Itaewon, como zona especial de desastre.

Las victimas. 

Una primera noche de Halloween sin restricciones por el Covid-19, fue la razón de la alta afluencia de personas, entre las víctimas, la mayoría eran jóvenes que habían ido a Itaewon a tener la mejor noche de sus vidas.

De los 155 muertos, al menos 99 eran adolescentes o veinteañeros, dijeron las autoridades el domingo.

Solo 26 eran de países como Estados Unidos, China, Irán, Tailandia, Sri Lanka, Japón, Australia, Noruega, Francia, Rusia, Austria, Vietnam, Kazajstán y Uzbekistán, mencionó CNN.

Entre las víctimas mortales, se encuentra una destacada celebridad, el actor Lee Ji Han de 24 años, quien había participado en Produce 101 temporada 2, informaron los medios coreanos.

 Según el Ministerio de Educación de Corea, seis estudiantes que asistían a escuelas en Seúl, uno de primaria y cinco de secundaria, estaban entre los muertos, así como tres maestros.

Y es que entre los muertos se encontraban tres militares de Corea del Sur, informó un funcionario del Ministerio de Defensa de Corea.

Las autoridades ahora están trabajando con embajadas extranjeras y familias en el extranjero, ofreciendo apoyo con arreglos funerarios.

Aun se esperan más confirmación sobre la identificación de víctimas, mientras se esperan respuestas sobre lo que genero la estampida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí