Ante el cierre de frontera por parte de Estados Unidos como fórmula para disminuir la migración ilegal, muchos migrantes se rehúsan a cruzar el Tapón del Darién y no tienen cómo volver a sus países. Organizaciones de Derechos Humanos piden asistencia humanitaria para los caminantes.

Ante el cierre de frontera por parte de Estados Unidos como fórmula para disminuir la migración ilegal, muchas personas se rehúsan a cruzar el Tapón del Darién y no tienen cómo volver a sus países. Organizaciones de Derechos Humanos piden asistencia humanitaria para los caminantes.

Noticias Internacionales.

El cierre de frontera de Estados Unidos fue el motivo por la que varios migrantes desistieran de cruzar el Tapón del Darién que conecta con el país norteamericano.

Ante esta razón, según la Fundación Juntos Se Puede, muchas personas se quedaron sin recursos para devolverse a sus países natales.

La crisis comenzó hace dos semanas, tras la nueva medida que el gobierno Biden implementó con el objetivo de desalentar la migración ilegal hacia Estados Unidos.

Incluso, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Francisco L. Palmieri, tuvo que viajar hacia Necoclí para anunciar y aclarar las normas migratorias de su país.

El cierre de fronteras, más las masivas deportaciones a venezolanos, colombianos y personas de otros países, fue un mensaje claro para que los futuros caminantes que pretendían cruzar desde Necoclí, pasar el Tapón del Darién hasta el territorio gringo, desistieran de cumplir su objetivo.

«Con la medida hay grupos que decidieron irse, pero también quienes decidieron retornar y ahí es dónde te enfrentas a la primera realidad. ¿Cómo retornas si estás en Necoclí y no tienes dinero para devolverte?», apuntó Ana Karina García representante de Juntos Se Puede.

Muchos pretenden llegar a Medellín para quedarse en el área metropolitana o encontrar desde allí otro destino.

Y es que, por esta razón, se necesita atención humanitaria por el retorno de la población.

«Se necesita atención humanitaria de retorno para la población con una medida como esta. La gente no tiene condiciones para retornar con las medidas migratorias que se quieren implementar. La migración es solo una consecuencia de las condiciones en las que está el continente», mencionó García.

A pesar de los flujos de retorno, muchas personas aún insisten de cruzar Centroamérica para llegar a la frontera entre ee.uu y México.

Hasta mediados de octubre de 2022 estaban saliendo entre 2.000 y 2.500 personas al día desde Necoclí hacia el norte por las rutas de tránsito irregular que han trazado los traficantes de personas.

Venezolanos que crucen a EE. UU. de forma irregular serán devueltos a México de forma inmediata. / Foto: Bob Garrett The Dallas Morning News
Aún así, se esperan medidas pertinentes que ayuden a sopesar el nuevo fenómeno migratorio de retorno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí